Cirugía Refractiva


Cirugía Refractiva

Tipos de defectos visuales y su corrección quirúrgica

La cirugía refractiva es una alternativa actual para eliminar o disminuir la corrección óptica con gafas o lentes de contacto. La visión clara es el resultado de la convergencia de los rayos de luz sobre la retina. Si la córnea no es redonda, (o es demasiado plana o demasiado curva en relación con la longitud del ojo), los rayos luminosos convergen delante o detrás de la retina y provocan defectos refractivos: Miopía, Hipermetropía, Astigmatismo. La cirugía refractiva trata estas anomalías para conseguir una buena visión sin gafas ni lentes de contacto.

Causas que provocan esta enfermedad

Son defectos visuales la mayor parte de origen congénito

¿Cuándo es el momento de ir al doctor para su diagnóstico y tratamiento?

Cuando apreciemos que no vemos bien

Factores o Grupos de riesgo

Antecedentes familiares de defectos visuales

Preparación de la visita con el doctor

No se requiere nada específico.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

No hay forma de prevenir estos defectos refractivos aunque se puede evitar su progresión.  También podemos contribuir a su prevención con una dieta equilibrada o utilizar filtros adecuados frente a las pantallas de ordenador.

¿Cuál es el tratamiento?

Actualmente existen diversas técnicas para corregir estos defectos; las principales son: Lasik, Lentes Epicapsulares, Facoemulsificación. Cada enfermo requiere un minucioso estudio para decidir, de forma individualizada, cual es el mejor tratamiento para cada caso concreto (valoración refractiva).

LASIK: Láser in situ Keratomileusis

Cirugía Refractiva (1)Este tratamiento es apropiado para miopías entre 1 y 12 dioptrías, hipermetropías entre 1 y 5 y    astigmatismos entre 1 y 6 dioptrías. Se pueden beneficiar:

  • Pacientes mayores de 18 años.
  • Con graduación estable de más de un año.
  • Sin enfermedades oculares asociadas.

La técnica consiste en:

  • Anestesia tópica (gotas).
  • Se levanta una lámina corneal.
  • Aplicación del láser Excimer sobre el estroma corneal.
  • Recolocación de la lámina corneal sin necesidad de suturas.

 

La duración total del tratamiento es de 7 minutos aproximadamente. No se padece ningún dolor ni durante ni después de la intervención. La recuperación visual es muy rápida, pudiendo el paciente reincorporarse a sus actividades habituales al día siguiente de la intervención.

Lentes epicapsulares

Están indicadas en pacientes jóvenes con miopía o hipermetropía elevadas. En estos casos se puede colocar una ICL (Implantable Contact Lens). Estas lentes epicapsulares se colocan entre el iris y el cristalino a través de una pequeña incisión de 3mm que no es necesario suturar. Esta cirugía se realiza bajo anestesia tópica de forma ambulatoria.

Facoemulsificación

En pacientes mayores de 45 años con defectos refractivos elevados y/o cataratas incipientes, se les recomienda esta técnica. Se trata de la extracción de cristalino y la colocación de una lente intraocular (LIO). Esta es una intervención que se realiza ambulatoriamente bajo anestesia tópica.

Aprender a vivir con la enfermedad

Si no se ha operado o no se puede operar, llevar lentes de contacto y/o gafas perfectamente graduadas.